Augere

Para el día de hoy (12/01/10)
Evangelio según San Marcos 1, 21b-28

(El extraño término grecolatino augere significa, literalmente, aumentar, hacer crecer.
Sin embargo, no es tan extraño; habitualmente se lo utiliza para señalar, por ejemplo, que algo o alguien está en pleno auge, es decir, creciendo, desarrollándose.

Etimológicamente, el término augere es la raíz de la palabra autoridad.

______________________________

Jesús se encontraba enseñando ese sábado en la sinagoga de Cafarnaúm; la gente estaba asombrada, pues enseñaba "como quien tiene autoridad" y no como los escribas, que imponían doctrinas y pensamientos de otros.

El Maestro no cita doctrinas, sino que enseña desde su propia experiencia de vida en su unión con el Padre: sus enseñanzas nacen de su corazón y hacen crecer los corazones de los que lo escuchan, de sus discípulos, de cada uno de nosotros.

Allí radica el verdadero crecimiento, el que está enraizado en el espíritu y no en la acumulación de años y saberes.

Pero Jesús no está limitado a una función puramente docente.
Él hace presente el Reino de Dios con el poder de su amor, y es un poder tan infinito que hasta los demonios más fieros y arraigados no se le resisten y le obedecen.

El Señor hace crecer la vida, que es salud y plenitud para el encuentro con Dios y los hermanos aún en las almas más alienadas.

¿Y nosotros, qué nos toca?
Quizás ejercer eso que llamamos autoridad -tan malinterpretada siempre- desde el silencio y el servicio, haciendo crecer el Reino en donde estemos: paz, justicia y liberación, frutos nuevos y buenos de la Gracia.

Hay mucho demonio suelto, y hay muchas almas que esperan una Palabra que los sane y los libere)

Paz y Bien




2 comentarios:

Angelo dijo...

Muchos sienten pánico ante la palabra autoridad y sin embargo bajo su nombre hacen las mayores atrocidades

rgr dijo...

Hay -lamentablemente- un oscilar constante entre el autoritarismo y el espúreo y totalmente contrario al Evangelio principio del fin que justifica los medios...pero del poder como servicio, muy poco.
Un abrazo para tí y tu familia.
Paz y Bien
Ricardo

Publicar un comentario

ir arriba