Gratuito y contagioso


Para el día de hoy (30/08/10):
Evangelio según San Mateo 13, 44-46

(Nos enseña el Maestro que el Reino se parece a un tesoro escondido en el campo. Un hombre lo encuentra y lleno de alegría, vende todo lo que posee y compra ese campo.

Superando todo condicional, más allá del deber ser, el Reino se caracteriza por la sorpresa y la gratuidad.
De modo inesperado, se lo encuentra.
Sin dar previamente nada a cambio, está allí en el campo, oculto pero presente, esperando su hallazgo.

El descubrimiento del Reino tiene una feliz eficacia: su encuentro produce invariablemente la alegría.
Posee una aparente contradicción maravillosa: si bien tiene una fuerza arrolladora que derriba y construye, que todo lo transforma, esa potencia está allí latiendo en la sencillez de una semilla a la espera de la tierra fértil del que lo descubre.

El descubrimiento del Reino es causa de alegría que se contagia, imparable como el trigo en los buenos campos. Y es contagioso, porque tiene el perfume de lo compartido, el aroma de la comunidad... sucede que las cadenas impuestas por el egoísmo y el individualismo se rompen, y se descubre que es valiosísimo salir de uno mismo e ir al encuentro del hermano.
-quien ha descubierto el Reino y lo hace vida, pulso, respiración, se vuelve luz y signo para sus hermanos-

Como cuando es necesario recordar qué es lo que Jesús puede hacer por nosotros -y no tanto lo que nosotros hacemos por Él-, así sea el Reino: es anticipo del tesoro permitir la transformación de la totalidad de la existencia.

Allí, sólo allí, hasta la misma vida hecha ofrenda se descubre milagrosa y es más que bueno dejarlo todo para adquirir la capacidad de darse.)

Paz y Bien

2 comentarios:

Edit dijo...

Muy clara tu meditación.
El tesoro está escondido en nuestro interior, debemos encontrarnos y dar fruto de las gracias y cualidades que Dios dejó en nuestro espíritu.
Cuando somos capaces de vivir conforme nuestra naturaleza, el reino se hace presente en nuestra vida y en la de nuestros semejantes.
Un abrazo amigo.

rgr dijo...

Qué buena definición de la humildad, Edit! Vivir conformes a nuestras vidas, a lo que somos, a lo que se nos ha dado por la Gracia.
Un abrazo en el Dios de la Vida
Paz y Bien
Ricardo

Publicar un comentario

ir arriba