Felices los despiertos


Para el día de hoy (08/08/10):
Evangelio según San Lucas 12, 32-42

(Es increíble.
Todo se nos ha sido dado: el Reino, la vida plena y eterna, Dios mismo.
Total gratuidad, pura Gracia.
Quien verdaderamente lo posee en nada es menesteroso y desaloja todo temor.

Vale la pena dejar todo lo que tenemos por valioso y que es solamente lastre, ataduras innecesarias, seguridades falsas.
Porque lo que en verdad poseemos es lo que damos sin condiciones, con la misma generosidad de ese Dios que todo nos .

Por eso, con palabras plenas de ternura y consuelo el Maestro nos dice: -Felices aquellos a los que el Señor encuentra en vela-...

Felices los despiertos.
Felices los que no sucumben a la somnolencia de la comodidad y el confort.
Felices los que no se adormecen en el sopor del todo es lo mismo, del relativismo perpetuo, de la sumisión estéril, del conformismo.
Felices los que se atreven a cambiar su corazón.

Felices los despiertos, porque Jesús regresa.

Y no se trata sólo de una vista puesta en un horizonte desdibujado en un futuro: Él volverá a reunirnos a su alrededor, y allí se funda nuestra esperanza.

Pero Él regresa continuamente.
Felices los despiertos, los que son capaces de recibirlo cada día, a cada instante.
Felices por ser capaces de descubrirlo resplandeciente en el rostro del hermano, en los ojos del que sufre, en el clamor del excluído, en el llanto del humillado.

Felices los que no se duermen porque el Reino crece aquí y ahora, es don, es regalo y se nos ha invitado -así como somos, limitados y pequeños- a edificarlo desde nuestra nada.

Ése es el motivo de nuestra alegría, el sabernos elegidos, queridos, buscados y esperados.)

Paz y Bien


6 comentarios:

Joan Josep Tamburini dijo...

Estar despiertos...A pesar de las mil cosas que nos adormecen en la vida...estar atentos a las necesidades de los otros...estar atentos a su Presencia...Un abrazo: Joan Josep

Salvador Pérez Alayón dijo...

Simplemente estar en ÉL. Amén, amigo Ricardo.

Lo tomaré para reflexionar y compartir, pues me parece muy completo y necesario pasar por cada una de esas actitudes nuestras.

No se trata de estar simplemente despierto, sino en constante interpelación de nuestro ser y actuar.

Gracias por tu compartir.

Un abrazo en XTO.JESÚS

Oceanida dijo...

Savber que Dios nos ama es lo mas hermoso que nos puede pasar. Y de la manera en que lo hace, la felicidad eterna.

Un abrazo.

rgr dijo...

Joan Josep, cada vez que escucho este Evangelio recuerdo aquello de "no volverá a dormir tranquilo quien alguna vez abrió los ojos". Sin dudas, es así, decidirse a mirar y ver la necesidad del hermano antes que la propia, descubrir el rostro de ese Jesús presente en el necesitado.
Gracias por su presencia y sus palabras.
Un abrazo en Cristo y María.
Paz y Bien
Ricardo

rgr dijo...

Salvador, hermano, siguiendo tus palabras es preciso recordar cada día, a cada instante, que se nos ha dado un tesoro -la vida- que sólo aumenta...cuando se lo gasta en favor del otro.
Un abrazo en Cristo y María
Paz y Bien
Ricardo

rgr dijo...

Querida Oceánida, está todo allí, a la vista, palpable y evidente. Quizás muchos de nosotros estamos demasiado preocupados por cosas perecederas y estériles, que se nos vuelve muy difícil abrir los ojos.
Sin embargo, el Espíritu nos despierta a diario.
Un abrazo grande
Paz y Bien
Ricardo

Publicar un comentario

ir arriba