Oración y justicia

Para el día de hoy (12/11/11):
Evangelio según San Lucas 18, 1-8


(El juez de la parábola no nos es un desconocido; a su señoría El Mundo no hay muchas cosas que le importen fuera de sí mismo, mucho menos el clamor de los desvalidos representados hoy en esta viuda tenaz.

Íntimamente unida a este ruego insistente por la justicia, está la oración.
Y el Maestro es claro: no se trata de la repetición ad nauseam de fórmulas preestablecidas, sino más bien de estar dispuestos a la escucha, a la confianza, a la esperanza, a la fidelidad.

Por ello mismo la oración ha de ser diálogo confiado y fiel, en la búsqueda de la justicia, de la vida plena para todos.
¿Cómo hacer oración en un tiempo en donde aturde tanto grito suplicante de tantas viudas y huérfanos por migajas de justicia?

Quizás se trate de una esperanza activa, de que la plegaria no caerá en saco roto, de seguir golpeando las puertas sin desmayo sabiendo que no estamos solos, que un Padre se desvive por nosotros.

La oración es auténtica cuando escucha la voz de Dios en el clamor de los pobres, y responde desde el corazón con fidelidad y entrega que ha aprendido de su hermano y Señor, Jesús de Nazareth el Crucificado y Resucitado)

Paz y Bien


1 comentarios:

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hola Ricardo,nos vemos poco ya ves... mi blog está de fiesta porque ya tenemos más de 1000 seguidores y os doy un premio conmemorativo.
Además un vídeo con mi voz, un poema de mi autoría para una gran amiga poeta que admiro y quiero, una gran mujer,Alma Mateos Taborda.
Te dejo mi ternura con un beso
Sor.Cecilia

Publicar un comentario

ir arriba