La Patria digna

Porque lo más valioso está allí, evidente al corazón y escondido a ojos mezquinos.

Porque nos duele el hambre y el destrato, nos quiebra la corrupción y, a pesar de todo, nuestra gente persevera con sencillez y honestidad, edificando la vida en silencio.

Porque como todos, llevamos duras sombras y magníficas luces a nuestras espaldas, cosechas del pasado que siembran presente con la confianza - a pesar de todo- en el futuro.

Porque el imperialismo nos insulta de nuevo con prepotencia torpe, y aún así, amamos la paz.

Porque contra todo pronóstico y todo mal augurio, somos esperanza que anda, vá esta canción, que compuso Jorge Mlikota e interpreta nuestra queridísima e inolvidable Tamara Castro.

Paz y Bien

Ricardo

LA PATRIA DIGNA - aire de triunfo-

Debajo de estas piedras
la Pampa vibra
y asoma en cada grieta, cardos y ortiga.
Morir aprisionada, no se resigna.
Estalla por sus venas la estirpe india.
Que digo, no se resigna.

Así como esos cardos
de las orillas
que en cada gajo plantan su rebeldía.
Así la sangre joven que se avecina,
mirar hacia el futuro trae por consigna.
Que digo una Patria Digna.

La Patria nos reclama, vá mal herida.
La hirieron con sus tangos, tantas mentiras.
Que digo esta Patria mía.

La Patria del trabajo,
de manos limpias,
de aquellos que apostaron siempre a la vida.
Poniendo el pecho a todo,
cerrando heridas.
Sembrándola de sueños, pueblos y espigas.
Que digo la Pampa gringa.

También hay otra Patria,
patria egoísta.
De aquellos que especulan con la vigilias.
La Patria de unos pocos,
patria elitista.
Que vende el alma al diablo, por unas libras.
Que digo patria egoísta.

El día que se acaba la hipocresía,
los hombres serán libres, la Patria Digna.
Que digo esta Patria mía.

Jorge Mlikota

aquí puede escucharse:

2 comentarios:

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Se cuan importante es para ustedes la Patria, guardan lo que los españoles hemos perdido, quieren a la patria y se sienten patriotas. Sí ya se que están mal heridos, ¿Quién no lo está?
Con ternura.
Sor.Cecilia

rgr dijo...

Querida sor Cecilia, es cosa también de buscar siempre aquello que nos caracteriza, la identidad que nos hace ser de este modo y desde allí, hacerse hermano. Somos bastante jóvenes; recién cumplimos en estos días 200 años de libertad declarada que debe ser lograda cada día por el camino de la verdad, desde todos los dolores y heridas que portamos, con la esperanza presente.
Le envío un afectuoso saludo en Cristo y María
Paz y Bien
Ricardo

Publicar un comentario

ir arriba