No una elección cualquiera

Para el día de hoy (06/07/11):
Evangelio según San Mateo 10, 1-7

(Jesús llama a sus doce discípulos, y el Evangelista Mateo pone especial cuidado en señalar sus nombres: Simón y Andrés, ambos pescadores galileos.
Santiago -Jacobo- y su hermano Juan, hijos de Zebedeo, hombres de carácter fuerte llamados hijos del trueno.
Felipe, de origen griego y Bartolomé, conocido como Natanael, oriundo de Caná de Galilea.
Tomás -tozudo y terco- y Mateo, el recaudador de impuestos.
Santiago el menor, hijo de Alfeo y Tadeo -conocido como Judas Tadeo-, ambos hijos puros de Israel.
Simón de Canaán y Judas Iscariote, ambos bravos nacionalistas zelotas, uno de ellos el peor de los traidores.

¿Porqué esa minuciosidad en recordar sus nombres y orígenes?
No se trata aquí de una voluntad historiográfica, ni tampoco de ser un cronista puntilloso: lo verdaderamente importante es que esta elección es enteramente personal, para nada azarosa ni circunstancial. Jesús llama a cada uno por sus nombres, con su identidad personal, desde su singularidad única e irrepetible, y ésa elección es también la nuestra.

No hay monedas arrojadas al aire, ni cartas mayores, ni ruletas existenciales: cada mujer y cada hombre somos llamados y enviados desde lo que somos y por lo que podemos llegar a ser, y es un descubrimiento único e increíble.

La misión es extraordinaria: hacer que acontezca el Reino, llevar a todas partes el poder imbatible del amor que libera de toda cadena y sana toda herida.)

Paz y Bien

1 comentarios:

su chico dijo...

Ninguna lección es cualquiera o vana si el que la recibe la aprende (la hace suya).
Todo nombre tiene un significado
Por eso el alumno ha de aprender toda lección significativamente
(Perdón por la pedagogia y muy seguramente -aunque espero que no significativamente- la pedantería)
En el Amigo
al + mc

Publicar un comentario

ir arriba