Ese amigo incondicional


Nuestra Señora del Rosario

Para el día de hoy (07/10/10):

Evangelio según San Lucas 11, 5-13

(Hablamos de amistad.
Hablamos de afecto y de confianza. Hablamos de generosidad y desinterés en lo propio, anteponiendo siempre el tú al yo. Hablamos de reciprocidad en el afecto y en la preocupación por el bien del otro. Hablamos de un árbol frutal que crece fuerte con el trato y el cuidado diario.

Hablamos de la disponibilidad constante, hasta en las horas más intempestivas.
Hablamos -aunque cueste aceptarlo- de una realidad que se traduce en amor.

Entonces hablemos de un Amigo incondicional, capaz de morirse para que uno viva, capaz de sufrir para que uno no desfallezca, capaz de cargar sobre sus hombros todo flagelo con tal de procurarnos alivio.

El Amigo que siempre está atento y disponible, aún en nuestra noche más oscura... Especialmente cuando estamos acorralados por tinieblas.

Ese Amigo que en nuestras orillas, nos espera con panes y peces. Con su copa llena del vino nuevo.
Amigo de los silencios pacientes, Amigo que se hace Palabra para curar nuestro mutismo.

El Maestro, nuestro hermano, Amigo y Señor, Jesús, el hijo de María)

Paz y Bien

4 comentarios:

Salvador Pérez Alayón dijo...

Y no encontraremos ninguno igual, porque JESÚS es el Amigo insuperable donde encontramos todo lo que buscamos.

Pero, lo más grande e incomprensible, es que nos quiere con la locura de morir por nosotros. Realmente nos cuesta creernólos con nuestros ojos y criterios humanos. Por eso debemos pedirle que nos aumente nuestra fe.

Un fuerte abrazo en XTO.JESÚS.

Comunidad San Pablo dijo...

Amen! Jesús ha dicho que no hay amor más grande que dar la vida por los amigos.
Fraternalmente,
Claudio

rgr dijo...

Gracias querido Salvador, por reflejar siempre la incondicionalidad del afecto y la amistad del Maestro.
Un abrazo grande para tí y tu familia.
Paz y Bien
Ricardo

rgr dijo...

Así sea, Claudio. Roguemos aprender a desprendernos de todo como Él -hasta de la existencia que se nos dió en comodato- para que al menos, un hermano viva.
Un abrazo grande y un excelente fin de semana largo junto a los tuyos.
Paz y Bien
Ricardo

Publicar un comentario

ir arriba