Deus Abscónditus


Eres un Dios escondido,
pero en la carne de un hombre.
Eres un Dios escondido
en cada rostro de pobre.
Más tu Amor se nos revela
cuanto más se nos esconde.

Siempre entre Tú y yo,
un puente.
Es imposible el vado.

Tanto me llamas Tú
como Te busco yo.
Los dos somos encuentro.
Haciéndome el que soy
-anhelo y búsqueda-
Tú eres el que eres
-don y abrazo-.

Dom Pedro Casaldáliga, cmf
Obispo Emérito de Sao Félix de Araguaia, Brasil

2 comentarios:

E. Baregó dijo...

Hermano que bien expresan estas palabras este tema. Gracias por sus posts. Siempre tan llenos de vida. Cuando puedo me copio sus mensajes. Gracias por su labor.

Dios le bendiga a usted y familia.

rgr dijo...

Gracias a usted, mi querido amigo y hermano padre Enrique, por su permanente comunión y tenernos presentes a todos nosotros.
Seguiremos -desde nuestra pequeñez- aunando ladrillo a ladrillo, haciendo presente el Reino de Aquel que nos convoca y nos une.
Un abrazo fraterno en Cristo y María
Paz y Bien
Ricardo

Publicar un comentario

ir arriba