Espigas de Misericordia

Para el día de hoy (24/07/10):
Evangelio según San Mateo 13, 24-30

(La pequeña semilla que germina en la tierra fértil tiene un indefectible destino de pan.
A pesar de ello, por entre los brotes buenos se entremezcla la cizaña, y al ojo más avizor se le antoja peligrosa, una amenaza que debe ser arrancada de cuajo.

La reacción primera frente al mal que se asoma es generalmente violenta: hay que preservar la pureza del trigo...

Pero lo decisivo es la Palabra del Dueño del campo.
Él conoce bien la fuerza y la vida que anida en la semilla, y confía en las bondades de la tierra.
Por eso, con ternura aguarda pacientemente el crecimiento del trigo, aún cuando haya múltiples cizañas por allí.
Crecen espigas de misericordia que serán pan de vida y harina de compasión.

Habrá que ver y mirar en silencio como crecen seguras esas espigas, a pesar de tanta hiedra venenosa .
Pues cuando se busca la solución rápida y efectista de pretender arrancar la cizaña, se pone en peligro la nobleza del trigo.

Hay que confiar, y asumir como propia la paciencia del Dueño del campo, que sabe esperar, que sabe que no todo es blanco o negro sino que también hay varias escalas de grises, que prefiere la paciente y silenciosa confianza de la Misericordia a la rápida y justiciera aplicación de la hoz.)

Paz y Bien



2 comentarios:

Ljudmila dijo...

Muchas gracias por la reflexion!

rgr dijo...

Gracias a vos, Ljudmila, por estar siempre y por tus palabras
Un abrazo
Paz y Bien
Ricardo

Publicar un comentario

ir arriba