Ruah

Para el día de hoy (13/04/10)
Evangelio según San Juan 3, 7b-15

(¡Ruah!
El Espíritu de Dios es viento, impulso, aire, aliento de vida.

¡Ruah!
El Espíritu aleteaba sobre las aguas primordiales, y es realidad creadora y re-creadora.

¡Ruah!
Soplo del Dios viviente en la eternidad y en la realidad del hombre, que lo impulsa más allá de los límites que se autoimpone.

¡Ruah!
Espíritu de Dios, Espíritu libre que trae la libertad de la verdad plena.

En nuestra soberbia, creemos que mediante algunos canjes semipiadosos podemos determinar su ruta.

Pero el Espíritu puede percibirse, aunque no puede saberse su hacia dónde... Sí su meta, la vida plena, la eternidad.

¡Ruah!
Espíritu del Resucitado, soplo del Maestro glorificado luego de su muerte en la cruz que nos llama a navegar en el mar de su Dios, que es el nuestro y es Él mismo.

Una barca nueva para un mar distinto: hay que renacer, renacer a una vida nueva libre de las ataduras a las que solemos aferrarnos por el miedo a quedarnos sin las falsas seguridades de la comodidad.

¡Ruah!
Vamos camino a Pentecostés de la mano del Dios Viviente que reconocemos cuando el pan se comparte y cuando por pura Gracia Él se queda allí hecho bebida y alimento.
Habrá que decidir morir de una buena vez a todas nuestras miserias, pasar por la cruz para nacer a una nueva vida que no se termine.
El Maestro lleva en sus hombros el peso mayor, y su Espíritu no nos deja caminar a ciegas)

Paz y Bien

4 comentarios:

JOSE LUIS CARVAJAL IBELLI dijo...

¡Precioso todo lo de tu blog, y mil gracias por recomendar el mío! Un abrazo gigante

☼El Rincón del Relax☼ *Beatriz* dijo...

gracias por compartir!

Siempre un placer pasar a leerte!

Recibe un relajante y cálido abrazo par tu ser.

Beatriz

rgr dijo...

Gracias a vos, padre José Luis -se trata siempre de sumar nuestras pequeñas redes de pescadores-
Un abrazo en Cristo y María
Paz y Bien
Ricardo

rgr dijo...

Muchas gracias por tu presencia y la calidez de tus palabras, Beatriz!
Un afectuoso saludo en la esperanza y la alegría del Resucitado
Paz y Bien
Ricardo

Publicar un comentario

ir arriba