Dios Familia


(Una canción que muchos de nosotros amamos, cuyo autor es el padre Julián Zini.
Habla de esas verdad que deberíamos vivir
y que nos debería hacer vivir plenos a diario.
Y como toda verdad, suena mejor y se entiende más cuando,
como en este caso, está cantada por niños.
Paz y Bien
Ricardo)

DIOS FAMILIA

Cada vez que nos juntamos,
siempre vuelve a suceder,
Lo que le pasó a María
y a su prima la Isabel:
Ni bien se reconocieron
se abrazaron y su fe
se hizo canto y profecía,
casi, casi un chamamé.

Y es que Dios es Dios familia
Dios amor, Dios Trinidad,
de tal palo tal astilla,
somos su comunidad
Nuestro Dios es Padre y Madre,
Causa de nuestra hermandad.
Por eso es lindo encontrarse
compartir y festejar.

Cada vez que nos juntamos
siempre vuelve a suceder
Lo que dice la promesa
de Jesús de Nazareth:
-Donde dos o más se junten,
En mi nombre y para bien,
Yo estaré personalmente,
Con ustedes, yo estaré.-

Cada vez que nos juntamos,
Siempre vuelve a suceder,
Lo que le pasó a la gente,
Reunida en Pentecostés:
Con el Espíritu Santo,
Viviendo la misma fe,
Se alegraban compartiendo,
Lo que Dios les hizo ver.

Julián Zini

aquí se puede escuchar:

8 comentarios:

Angelo dijo...

Así es como yo me siento en blogs como este.También estamos formando una gran familia de Dios. Un abrazo

Augusto dijo...

Esta canción la escuché por primera vez, mirá vos, justamente en un encuentro ecuménico el año pasado en un templo Metodista de Bernal. Fué algo muy lindo cantarla ahí, en una celebración en la que parecían no existir distinciones entre católicos o evangélicos... se cumplía cada palabra de este chamamé... nos reconocíamos uno, caminantes hacia un mismo lugar, el Reino; compartiendo y festejando nuestra fe y nuestro Bautismo común "en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu"; estaba Jesús porque nos reunimos en su mombre...
A veces estamos muy a la defensiva, casi como si compitiéramos entre cristianos... o nos hacemos los "abiertos", pero después, en el fondo, seguimos pensando que la Verdad y la plenitúd del Espíritu está en nuestra Iglesia, y del otro lado pensarán lo mismo. Yo pienso que no existe un "mi lado" o "tu lado"... todos estamos del mismo lado. A los cristianos nos hace falta una buena inyección de Evangelio, y más humildad para pedirle perdón al Dios Familia por tanta división, por cada vez más fragmentación de iglesias, por la competencia absurda, por las rivalidades y descalificaciones entre hermanos.
También pasa dentro de nuestra misma comunidad católica. Hace unas semanas escuché a un sacerdote en una homilía criticar a un movimiento... estas cosas también duelen y mucho, y hacen que se vuelva débil esa Luz del mundo que debemos ser. Yo creo que la verdadera "Revolución Cristiana" debería ser la unidad, porque ese fué la gran novedad de las primeras comunidades cuando la gente decía "miren cómo se aman". Es hermoso y verdaderamente algo nuevo, fuerte y puro surge cuando este amor, esta vida familiar se da en lo pequeño, en nuestras comunidades. Espacios como este blog (como dice Angelo) son también ejemplos de esto. Ojalá esta "política de la unidad" pudiese regir cada vez más para todos los cristianos. Es un "mandato" de Jesús... es el "Sueño" de Dios para sus hijos.
Abrazo grande! Augusto.

rgr dijo...

Un abrazo, Angel, hay que rogar para que esta familia crezca.
Un deseo muy especial de alegría y felicidad para tí y especialmente para Alicia que recibirá el Espíritu en su Confirmación junto a mi oración.
Paz y Bien
Ricardo

rgr dijo...

Hermano, me lo planteo muy a menudo lo que vos decís... Igualmente, en clave de justicia hay que reflexionar primero desde uno mismo, desde sus propias miserias antes que vert las vigas en ojos ajenos. Nosotros profesamos catolicidad, universalidad, familia que anuncia con alegría la Buena Noticia a toda la creación...y a veces nos cerramos tanto en nosotros mismos que nos volvemos exclusivistas, como si fuésemos propietarios de la voiluntad de Dios y de la Gracia.
Y como apostólicos y romanos que también afirmamos, nos olvidamois esa vocación de pontífices, es decir, de hacedores de puentes.
Habrá que mirar de nuevo nuestras nadas, nuestras miserias y el amor incondicional de Tata Dios para con todos, sin excepciones, y tratar -tratar al menos- de redescubrirnos familia grande, inmensa por puro regalo.
Levantemos la oración para que volvamos a soñar desde el Espíritu del que Vive.
-hoy he dejado otra canción del mismo tenor que esta-
Un abrazo grande, Augusto, en el Dios de la Vida.
Paz y Bien
Ricardo

rgr dijo...

PD: ando bárbaro con el teclado, Augusto, mil disculpas

Augusto dijo...

Qué hermoso eso de "pontífices", hacedores de puentes... es verdad... me dejaste aún más para pensar y rezar. Gracias.

nestor dijo...

me encanto esta cancion .nestor

rgr dijo...

Verdaderamente, Néstor, es hermosa y profunda a la vez y nos hace reflexionar mucho, más si la cantan niños. Trataré de seguir agregando canciones similares, que nos gusten y nos lleven a la oración
Un saludo fraterno en Cristo y María
Paz y Bien
Ricardo

Publicar un comentario en la entrada

ir arriba