Tu est Petrus

Cátedra de San Pedro, Apóstol

Para el día de hoy (22/02/10)

Evangelio según San Mateo 16, 13-19

(En Cesarea, Shimón bar Jonás confiesa a Jesús como su Salvador desde la primera hasta la última fibra de su ser.

Shimón bar Jonás ha recibido la luz del Espíritu y descubre al Maestro como el centro de su existencia... ya nada será igual.
Por eso Shimón bar Jonás tendrá desde ese momento un nuevo nombre, Pedro -Cefas, Petrus, Piedra-, que es expresión de una nueva vida, una nueva vocación y una nueva misión.

Tu est Petrus.
Sobre Pedro se edifica la asamblea de los convocados, la asamblea de los elegidos -la llamamos Iglesia-.
No es una misión fácil.
Es tarea primordial reunir a las hijas e hijos de Dios dispersos por el mundo.
Y no es un sitial privilegiado, antes bien es vocación y misión que nacen desde la confesión de Jesús como Salvador.

Pedro tiene las llaves del Reino, y ese don es la clave de su existencia y su misión.
Clave en su raíz latina significa llave.
Las llaves de Pedro son las claves de la reconciliación: llaves que enlazan y reúnen -¡religan!- a los separados por el pecado, a los distanciados por el rencor.
Son llaves que atan desde el Reino: son claves que atan para liberar.
Cuando sucede la reconciliación y el perdón, hay fiesta en el cielo.

Esas llaves de Pedro también desatan lo que es lastre: la reconciliación es desatar los nudos del egoísmo para volver al encuentro del hermano y de Dios.

Menuda tarea la de Pedro.

Es tiempo de desierto, y es tiempo de preguntarnos alma adentro quien es Jesús para nosotros... Y durante este tiempo orar, orar sin cesar, y desde el Espíritu confesar con Pedro que Jesús es el centro de nuestra existencia.

Tu est Petrus, tú eres Pedro.
Y quien escribe -ínfimo e indigno hijo de Dios y de la Iglesia- por la fé profesada, reconoce y obedece a la Piedra sobre la cual se edifica la comunidad.
Con Pedro, tiene el atrevimiento de querer ser pontífice también, es decir, hacedor de puentes entre los hermanos.
Con Pedro, desde esta nada, quiere ser llave-clave de reconciliación.
Con Pedro, quiere decir proclamar la Buena Noticia, y decir palabras de vida, palabras de justicia, palabras de esperanza.
Y suplica por Pedro, para que sea siempre fiel a ese Jesús que confiesa y a la misión y servicio que se le ha encomendado; que el Dios de la Vida lo proteja, sostenga y acompañe.
Y suplica a Dios, para que Pedro escuche a los Pablos hermanos de esta asamblea, que andan por este mundo.
Y suplica para que Pedro sea como el Maestro y su Padre, lento a la cólera y rico en Misericordia... desde una ingenuidad que no puedo superar, suplico que antes que el martillo cierto y rápido de la ortodoxia y la doctrina, sea rápida en Pedro la mano cálida del abrazo fraterno, de la palmada de aliento en tanta espalda agobiada.
Y suplica por Pedro, para que tenga las mismas preferencias del Maestro: los más débiles y pequeños.

Tu est Petrus.
El poder de la muerte no prevalecerán sobre esta familia, y nó por méritos propios o ajenos: Jesús la lleva sobre sus hombros y sostiene a Pedro y nos sostiene a todos)

Paz y Bien

2 comentarios:

JOSE LUIS CARVAJAL dijo...

Muy bueno. Oremos para que el Papa sea obedecido. Así, estaremos obedeciendo y escuchando al mismo Espíritu Santo. Gracias por difundir mi blog. Unidos en la oración y en el Amor.

rgr dijo...

No me lo agradezcas: no sólo es un gusto el recomendar tu blog, sino que estas cosas son necesarias para que sean más eficaces nuestras pequeñas redes, en este navegar mar adentro del Reino.
Un saludo fraterno en Cristo y María, y la oración para que esta Cuaresma sea fructífera en caridad y santidad.
Paz y Bien
Ricardo

Publicar un comentario

ir arriba