De la pureza

Para el día de hoy (10/02/10)
Evangelio según San Marcos 7, 14-23

(Como en tiempos de escribas y fariseos, el hoy nos circunscribe a los dictámenes de la exterioridad; el cuidado exacerbado de las formas -vacías de contenido- ha socavado lo que verdaderamente cuenta, el interior del hombre.

En aquellos tiempos, este culto falaz había llegado a niveles intolerables, y la transgresión de dichas normas suponía perentorias medidas disciplinarias o punitivas, cuando no la muerte.

Este muro que agobiaba las almas de tantos es derribado por el Maestro, y será considerado por las autoridades religiosas algo de tanta gravedad que buscarán sin descanso su muerte.

Porque es tiempo de Gracia y Misericordia, y las normas absurdas que agobian a mujeres y hombres son hierba mala en el trigal: deben ser arrancadas de cuajo para que la semilla crezca fuerte y dé frutos abundantes.

Jesús es contundente en su enseñanza: lo impuro no viene desde afuera, no se adquiere transgrediendo determinados cánones.
Lo impuro nace del propio interior, y es una declaración revolucionaria: por eso el Maestro se extiende en su enseñanza, para que no queden dudas: uno se vuelve impuro desde su corazón, no desde los gestos externos.
Por eso afirmará sin dudar, para alegría de sus hermanas y hermanos: -Felices los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios-

Ha llegado la vida del Reino, es momento de Buenas Noticias que liberan y limpian.

Desde Jesús, los corazones se vuelve puros y traslúcidos, y muestran el rostro de Aquel que nos ama sin medida y sin condiciones)

Paz y Bien


2 comentarios:

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Jesús nos invita a tener el corazón limpio, pero siempre hallaremos ayer , hoy y mañana otros fariseos que nos eharán en cara que somos nosotros los hipócritas, aferrados al pasado y no aceptar el progreso de las sociedades cuando el lugar de presentarnos hechos de vida, nos dan la amargura de nuevas leyes para matar.Y jeús...no se calló, el bien no puede permanecer mudo: Pero para ellos «Hay que ser audadez y valinetes»
Sor.Cecilia Codina Masachs O.P

rgr dijo...

Mi querida hermana Sor Cecilia, aún cuando la noche más oscura amenace, siempre prevalece la fuerza de la luz, y florecerá el bien y la vida. Jesús ha resucitado y ha dejado en nuestras pequeñas manos esa tarea tan grande; no obstante, a pesar de los mercaderes de la muerte, no estamos solos.
Gracias de todo corazón por su presencia y sus palabras.
Reciba junto a mi oración un afectuoso saludo en Cristo y María.
Paz y Bien
Ricardo

Publicar un comentario

ir arriba