Con Chile

En la madrugada de hoy, un sismo de 8,8 grados en la escala de Richter afectó a nuestros hermanos chilenos.

Desde hace unas horas, estoy viendo tanto en internet como en tv las dimensiones de la catástrofe, la magnitud de los daños y muy especialmente, las víctimas.

Desde aquí, quizás en silencio y a contramano de tantos intereses mezquinos que nos han separado y enfrentado, estamos unidos a nuestros hermanos.

Está presente nuestra oración y también, está presente aquello que ha mantenido a nuestros pueblos en pié en sus horas más difíciles: la solidaridad.

Nada ni nadie podrá separarnos ni en esta hora ni nunca de nuestros hermanos. Estamos con Chile y estaremos siempre.


En las manos de Dios, a través de Maria -en su nombre Señora del Carmen, patrona de Chile- ponemos el dolor, la angustia y todo lo que esté en nuestras manos en favor de este pueblo que hoy sufre.

Paz y Bien

Ricardo

6 comentarios:

eligelavida dijo...

Me uno a tus intenciones por Chile, donde por cierto tengo buenos amigos, en estos momentos dramáticos. Un saludo!

Silvia Cristina dijo...

Elevo una plegaria a Dios..por todos nuestros hermanos Chilenos...Dios les de la fortaleza que necesitan....en especial a todos los que perdieron a sus familiares...

Dios nos proteja a todos,

Silvia Cristina

Maria Lúcia dijo...

Me uno tambien a tus intenciones y ruego que Nuestra Señora del Carmen interceda por el pueplo Chileno. Que Dios tenga compasión te nosotros.
PAZ!!

rgr dijo...

Gracias Eligelavida, hay que orar sin cesar y sin descanso, y ejercer sin dudar un instante la solidaridad.
Un afectuoso saludo en Cristo y María para tí y los tuyos.
Paz y Bien
Ricardo

rgr dijo...

Bienvenida, Silvia Cristina, y gracias por tus palabras.
María nunca deja solos a sus hijos; contigo y con Ella recemos por nuestros hermanos y elevemos nuestros corazones a ese Dios que es Misericordia y compasión.
Paz y Bien
Ricardo

rgr dijo...

Oremos, estimada Maria Lucia; haremos mucho uniendo nuestras pequeñas oraciones por nuestros hermanos de Chile, y también por todos nosotros, para no olvidar la solidaridad.
Un saludo fraterno en Cristo y María.
Paz y Bien
Ricardo

Publicar un comentario

ir arriba