Templos vivos

Para el día de hoy (09/11/10):
Evangelio según San Juan 2, 13-22

(Para el pueblo de Israel, el Templo es signo de la presencia de Dios en medio de su pueblo: desde esa Tienda del Encuentro durante la peregrinación por el desierto hasta la magnificencia del Templo edificado por Salomón, el Templo expresaba la fidelidad y el amor de Dios para con su pueblo.

Pero es tiempo nuevo, tiempo de Nueva Alianza.
El signo de la presencia de Dios en medio de su pueblo es ahora Cristo, templo vivo y latiente del Dios de la Vida.
Por ello mismo los amigos y discípulos del Maestro -antes que levantar enormes monumentos- saben que deben edificar/se desde el Espíritu que habita en Jesús.
Por ello, cada hija y cada hijo de Dios -como tal, hermanos de Jesús- también son Templos Vivos del Dios Viviente. De allí que la Vida se redescubre sagrada -don y misterio-, signo de ternura y esperanza, señal de que Dios no nos abandona.

Es dable suplicar al Maestro que se nos despierten esas ganas de barrer de nuestros patios tanto comercio que está adherido a la fé. Demasiados vicios de andar trocando oraciones y promesas a cambio de la obtención de favores divinos hemos permitido en nuestros patios, quizás nos permitimos instalar a cambistas de de recompensas.

Templos vivos de Dios -quizás- signifique volver a ser verdaderamente adoradores en Espíritu y en verdad, cultores de esa Vida sagrada que se nos otorga desde la ternura y la Gracia)

Paz y Bien


2 comentarios:

Edit dijo...

Así es querido hermano. Gracias por recordárnoslo hoy.
A Dios la vida, el Honor y la Gloria por siempre.
El nos guie y nos alimente en este camino.
Un abrazo en el Espiritu Santo.

rgr dijo...

Querida Edit, propongámonos en la oración diaria glorificar al Padre sirviendo a sus hijas e hijos.
Un abrazo grande en Cristo y María
Paz y Bien
Ricardo

Publicar un comentario

ir arriba