Todo esta allí

Para el día de hoy (14/02/11):
Evangelio según San Marcos 8, 11-13

(Los fariseos piden un signo especial del cielo para ellos. Como muchos, se creen especiales y entienden que ese rabbí galileo tiene que rendirles cuenta de sus actos.
Sin embargo, hiciera lo que hiciera ya lo habían rechazado de antemano, y ésa precisamente es la peor de las cegueras.

No les bastaba ver a los enfermos sanos, no les bastaba ver a la multitud compartiendo milagrosamente unos pocos panes y saciando su hambre. Ninguna noticia se les presentaría como nueva y como buena.
Y el Maestro, dolido en lo profundo de su alma, se niega a dar ese signo; la imposibilidad no está en poder dar el signo, sino más bien en la incapacidad de ellos de orientar su mirada a partir de esas señales.

No estamos demasiado lejos de esas actitudes. A menudo estamos ansiando hechos prodigiosos o milagros espectaculares -hollywoodenses, televisivos-, cuando en realidad todo está allí.

En el pan compartido, en los que se hacen pobres con los que están sumergidos en la miseria, en los que no descansan en la búsqueda hambrienta de la justicia, en los mansos que con Jesús edifican la paz.

Todo está allí, el Reino florece en todas partes y sólo hay que animarse a abrir la mirada y el corazón para que se disipen todas las tinieblas)

Paz y Bien

2 comentarios:

su chico dijo...

Tan fácil como abrir la mirada...
sin embargo, ya ves, preferimos el vientre de la ballena para no ver así la señal de Jonás

En el Amigo
al + mc

Ricardo Guillermo Rosano dijo...

Es cierto; preferimos hasta lo más espantoso con tal de cerrar los ojos y clausurar la mirada -esclavos del control remoto del alma, ése que sólo sintoniza catástrofes magnificadas o shows milagreros-. No nos convence aún la bondad y la simpleza del Pan.
Un abrazo en el Aimigo que, a pesar de todo, nos sigue buscando.
Paz y Bien
Ricardo

Publicar un comentario

ir arriba