Una mirada distinta

Para el día de hoy (10/09/10):
Evangelio según San Lucas 6, 39-42

(Hay un problema que es habitual, que es grave por lo reiterado - y porque nos hemos quizás acostumbrado- pero que hace más daño porque nos empeñamos en seguir mirando con una mirada limitada.
Esa mirada acotada, finita, mezquina es la que sólo se ha vuelto capaz de ver/se a través de los anteojos del propio interés. En una comparación muy burda, solemos mirar como los caballos cuando se le colocan anteojeras para que vayan sólo en una dirección y no miren a los costados.

Ahí está el problema, nos dice el Maestro con sus parábolas: miramos sin ver, y -peor aún- nos volvemos incapaces de mirar a los costados, ciegos de ver al otro, torpes en el poder y el dominio sobre el hermano.
Esto comienza en el corazón de cada mujer y cada hombre, y se traslada necesariamente a lo social, en estructuras de egoísmo y opresión, sea cual fuere su origen ideológico pretendido. La ceguera nace del corazón que no tiene ninguna intención de verse más que a sí mismo.

Tal vez haya que suplicar a Jesús que nos cure. Probablemente, con carácter muy urgente sea necesario y hasta imprescindible que nos toque los ojos y nos espante de una buena vez esta ceguera que tanto daño provoca.
Y así, sanos por la Misericordia, libres de toda gruesa viga de egoísmo, podamos mirar y ver con Su Mirada, la mirada del servicio, de la entrega desinteresada, de la solidaridad, de la humildad.

La mirada de María, que nada quería para sí y entregó su existencia confiada al Dios al que le cantaba con alegría desde su pequeñez.
Seguramente, Jesús tenía sus mismos ojos)

Paz y Bien



4 comentarios:

lourdes dijo...

Solo quién sabe mirar, sebe amar y con esa misma mirada el Señor nos mira pido al Señor que nos enseñe a mirar con su misma mirada un abrazo en Cristo Jesús

♥Alicia dijo...

Señor, enséñame tus caminos, instrúyeme en tus sendas: haz que camine con lealtad; enséñame, porque tú eres mi Dios y Salvador... (Sal 24)

Hola Ricardo, la oración es esencial para caminar sin anteojeras, pero poco se ora.

Como siempre digo es una luz leerte.
Un abrazo fraterno.
♥Alicia

rgr dijo...

Mirar desde Él, mirar con Él, mirar por Él.
Gracias Lourdes por tus palabras.
Un abrazo en Cristo y María
Paz y Bien
Ricardo

rgr dijo...

Es verdad, Alicia; a menudo me descubro repitiendo fórmulas y oraciones, pero en realidad eso de oración tiene muy poco. Quizás sea tiempo de tener vidas orantes, para poder mirar y cer.
Muchas gracias por tus palabras.
Un abrazo grande
Paz y Bien
Ricardo

Publicar un comentario

ir arriba