Agape de perdón y misericordia


Para el día de hoy (21/09/10):
Evangelio según San Mateo 9, 9-13

(Todas las críticas tenían por objetivo al Maestro: ese galileo se sentaba a la mesa con gente de mala fama, descastados, pecadores, impuros, excluidos.

Los fariseos -al igual que sus sucesores éticos hoy- miraban pero eran incapaces de ver; esa ceguera los volvía impermeables al agua fresca de la Buena Noticia.

La mesa de Jesús es mesa de alegría, ágape en donde se recibe en clima de fiesta a los perdidos que han regresado. El vino del perdón y el pan de la misericordia satisfacen a todos, y no es cuestión de méritos ni condiciones previas: perdón y misericordia, la Salvación, es un regalo infinito del Dios de la Vida para cada una de sus hijas e hijos.
Hay que lavarse los ojos, y mirar con Su mirada: nadie está del todo perdido, siempre se está a tiempo de regresar.

El banquete es compasión que danza, vida renovada.

Por eso, el caído se descubre querido, perdonado, re-creado y se pone de pié.

Como Mateo, que al descubrir el paso de Jesús por su vida, se puso de pié y lo siguió)

Paz y Bien

4 comentarios:

Salvador Pérez Alayón dijo...

Todo depende de nosotros en cuanto a manejar nuestra libertad. Basta sólo ponernos en camino, como el hijo prodigo, y el perdón y la misericordia del PADRE nos bañará amorosamente.

Mientras haya vida, es decir, libertad, hay tiempo para aceptar el perdón regalado y ofrecido gratuitamente.

Un fuerte abrazo en XTO.JESÚS

♥Alicia dijo...

Hola Ricardo:

...El banquete es compasión que danza, vida renovada...

Qué hermoso post para este comienzo de Primavera. Me encantó
.
Dios te bendiga y deseo q en esta Primavera florezcan grandes alegrías en tu corazón.

Un abrazo fraterno y Feliz Primavera.
♥Alicia

rgr dijo...

Siempre hay tiempo, querido hermano, siempre se puede regresar a la casa del Padre: Él nos busca y tiene su mesa tendida para nosotros.
Un abrazo en Cristo y María
Paz y Bien
Ricardo

rgr dijo...

¡Alicia! Una muy feliz primavera para vos y los tuyos también; que se renueven y florezcan la esperanza y la alegría.
Un abrazo grande
Paz y Bien
Ricardo

Publicar un comentario

ir arriba