Logos: Dios entre nosotros

Para el día de hoy (25/12/09)
Evangelio según San Juan 1, 1-18

(Logos
La Palabra era Dios.
Todo se hizo por ella.

El universo, sumido en tinieblas, desconocía algún horizonte.
Y la creatura preferida del Altísimo, ese hombre que a menudo le dá la espalda, se encontraba irremisiblemente perdido, ciego de toda luz, exhausto de vida, incapaz del decir y del pronunciar.

Por ese Amor entrañable, la Palabra se ha encarnado, y acampa entre nosotros, haciéndose uno más, asumiendo nuestra debilidad y finitud.

El Dios que se manifestó el la zarza ardiente a Moisés, que habitaba el Tabernáculo del Templo hoy se manifiesta en el cuerpo de Jesús, de una vez y para siempre.
Un Niño Santo y frágil en brazos de su Madre... es un Niño de pan que se hará Pan para toda la humanidad.
La luz, con sólo presentarse, disipa toda tiniebla.
La Palabra, al pronunciarse, se hace canción a la vida.

Dios es Palabra, y ya no debe haber más silencios impuestos, sino que se debe hacer oír la Misericordia y la Gracia.

Es el fin del silencio vacío, carente de luz y esperanza.

La Palabra se hace llanto de Niño para la Salvación.

Quiera Dios que también nos hagamos Palabra de Misericordia para los hermanos que agonizan en sombras y silencios de muerte y desolación)

Feliz Navidad
Paz y Bien

2 comentarios:

Kike dijo...

¡Bien ahí con este evangelio! Por fin alguien que recuerda que la Navidad no es otra cosa que la Encarnación del Hijo de Dios (bueno, el nacimiento del Logos encarnado). Tiene mucho de alegría e ilusión infantil esta fiesta, pero no hay que olvidar lo central, de lo cual aquello se desprende. Salud y feliz Navidad.

rgr dijo...

Gracias Kike por tus palabras y bienvenido.
Que tengas junto a los tuyos un tiempo de Navidad pleno de alegría y esperanza
Paz y Bien
Ricardo

Publicar un comentario

ir arriba