Esteban y la estrella de Belén

Esteban, protomártir

Para el día de hoy (26/12/09)

Evangelio según San Mateo 10, 17-22

(Puede llegar a resultarnos muy difícil el contraste entre la Palabra de los dos días anteriores -el Niño de Belén, el Verbo encarnado- y el recuerdo de San Esteban, protomártir -primer testigo-; de un Niño nacido en una gruta belenita a un cruel asesinato a las puertas de la ciudad -Hch 6,8-10.7,54-60-.

Sin embargo, se trata de la misma ternura.

-Inmersos en culturas que alaban el éxito y desprecian el fracaso, que exhalta a ganadores y desprecia a perdedores, el Niño de Belén nos puede emocionar pero sólo eso, pues en el fondo seguimos pensando en un Salvador poderosamente manifestado y pomposamente batallador... En esa misma sintonía, el martirio de Esteban también puede provocarnos alguna lágrima, pero lo seguiremos viendo como un derrotado-

Es el tiempo de la Gracia.
La Estrella de Belén atraviesa los siglos, y en la noche más cerrada continuará brillando la Misericordia.

Es el tiempo de la Gracia, mala noticia para los violentos, mala noticia para los poderosos, mala noticia para los perseguidores.

Aún en medio de persecuciones e infamias, ha de brillar la estrella de ese Niño que nos ha nacido, como resplandeció en Esteban.

El Espíritu de Dios sopla, sostiene y habla en los que perseveran, en los que dan testimonio de justicia y liberación que trae ese Dios que se ha hecho uno de nosotros)

Paz y Bien


2 comentarios:

elrincondeyanka dijo...

Feliz Navidad y gracias por tu evangélico blog. Gracias...

rgr dijo...

Querido hermano, gracias a tí por tu amistad y comunión.
Paz y Bien
Ricardo

Publicar un comentario

ir arriba