El saludo de un Dios pariente

Presentación de la Santísima Virgen María

Para el día de hoy (21/11/09):

Evangelio según San Mateo 12, 46-50

(Desde hace muchos siglos, se perpetúa en una fiesta la tradición que recuerda la Presentación y Consagración de María Niña a Dios.

Esa misma María a la que un Mensajero de Dios saluda de parte de Dios exclamando -¡Ave! ¡Dios te salve, María!-
No un saludo cualquiera, sino el saludo de un Dios ¡que pide permiso!... De los labios de María pendían el universo y la historia.
Por eso, de su Sí incondicional y confiado sería posible una nueva creación, la Redención de una humanidad hundida e irredenta.

Entonces también el saludo es ¡Ave! y es ¡Eva!

Ese Dios al que María cantó desde su alma de anawin -Magnífico es nuesto Dios-, es el mismo que no atropella, sino que a cada uno de nosotros, mujeres y hombres de este pequeño planeta, nos saluda y nos pide permiso para hacernos bien.
Para salvarnos, para la auténtica liberación, para la vida plena.

Un Dios que aún entregando a su Hijo a la muerte para nuestro rescate, establece indestructibles lazos de parentezco.
No es una figura literaria menor; todo el que hace la voluntad del Padre es madre y padre, hermana y hermano de Jesús.

María, la del Sí que ilumina la noche de la humanidad, es Madre de Jesús gestándolo en su vientre, amamantándolo, criándolo, acompañándolo hasta el horror supremo de verlo morir en la cruz, y más también, siendo testigo de su Resurrección y de la venida de su Espíritu.
También es su madre y su hermana... porque como nadie, se ha despojado de todo para hacerse esclava y servidorea de ese Dios al que amaba y en quien esperaba.

¡Dios te salve, María!
Con Ella, ese Dios pariente nos saluda, Dios te salve, Dios me salve...
Dios nos salve, hermanos míos.)

Paz y Bien

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias!!, yo nací ese día y muy poco se sabe de esta celebración.

rgr dijo...

Es una gran alegría enterarme y saber también que las pequeñas cosas que uno vá dejando aquí pueden servir a los demás de diferentes maneras.
Dios te bendiga y proteja.
Paz y Bien
Ricardo

Anónimo dijo...

que hermosa la imagen de la santima virgen madre de del verdadero dios la virgen madre.

Anónimo dijo...

La Magnifica es el Canto y la Proclamación Mariana mas hermosa que un cristiano Catolico debemos procalamar con gozo, alegria, fé y amor ya que en el Nuestra madre Espiritual María Santisima nos muestra el gran amor y la misericordia de Dios, una Misericordia que va marcada atraves de nuestra historia desde nuestro Genesis hasta nuestro renacer en Cristo. por eso mis hermanos les invito a que reconoscamos con fervor el tan valioso valor Espiritual de Maria en nuestra vida que nuestra vida se mueva atraves de la enseñanza de humildad y servicio mariano.

Publicar un comentario

ir arriba