Ternura de Navidad -una canción-




TERNURA DE NAVIDAD
Un niño berrea en la noche oscura,
la historia madura se ha partido en dos,
y un buey y un burrito retienen su aliento
frente al Dios con hambre que recién nació.

Y una Madre Virgen le ofrece su pecho,
ofrece su leche al Verbo de Dios,
y acuna en sus brazos el misterio inmenso,
al Dios que en su seno rostro le tejió.

 
Rosado entre pajas, sonríe el niñito,
regalo de carne que Dios nos dejó.
Y un buey y un burrito contemplan absortos
al Dios que se duerme después que mamó.

Y una Madre Virgen lo vela en sus sueños,
aparta las pajas que puedan pinchar:
“Conserva tu sangre, ser de mis entrañas,
hay tiempos y tiempos, mejor no pensar”.

El puente de carne dormita en pañales,
amor hecho abrazo entre el hombre y Dios;
la estrella, cansada, concluye su viaje
con guiños de luces al verlo al Señor.

Reyes y pastores, tomadas las manos,
bailan una ronda con María y José.
No hay ricos ni pobre juntito al pesebre,
todos son hermanos del Dios de Belén.

Letra y música: Alejandro Mayol

Intérpretes: Misioneras Diocesanas

Aquí puede escucharse:

0 comentarios:

Publicar un comentario

ir arriba