Hacedores de puentes

San Juan XXIII
San Juan Pablo II





Santo es el que vive con Dios, el que vive para siempre aún muriendo.

Hay muchísimos, todos frutos del infinito amor que Dios nos tiene. A muchos de ellos no los conocemos, pero están ahí en comunión orante. A algunos de ellos la Iglesia los eleva al honor de los altares como señal luminosa para el pueblo de Dios y para todos los pueblos, especialmente cuando se hacen presentes sombras y tinieblas, porque han vivido la fé, la esperanza y el amor hasta las últimas consecuencias y continúan siendo auxilio de estos peregrinos que somos.

Hoy es un día muy especial, Domingo de Misericordia, y domingo de júbilo para toda la Iglesia. Dos pontífices han sido reconocidos santos, San Juan XXIII y San Juan Pablo II. 
No es un dato menor: lejos de cualquier análisis, el término pontífice significa literalmente hacedor de puentes.
Ambos tendieron puentes entre la Iglesia y el mundo y, principalmente, entre los hombres, entre los pueblos, desde la compasión, desde la esperanza, desde la mansedumbre. Hombres fieles al amor sencillo y eterno de María de Nazareth, hombres que transparentan a Cristo mismo, Dios con nosotros, hombres inquietos de vida orante, hombres del Espíritu Santo.
Celebremos estas vidas que hoy recordamos y que se nos vuelven a ofrecer generosas e inclaudicables

Alabado sea Jesucristo!

Paz y Bien

Ricardo

  
San Juan Pablo II y el entonces padre arzobispo Jorge Mario Bergoglio SJ -Francisco PP- 
en ocasión de su creación cardenalicia, el 21/02/2001


2 comentarios:

E. Baregó dijo...

Bendiciones hermano Ricardo, Saludos hasta la bendita tierra de Argentina. ¡Felices Pascuas en el Señor!. Gracias por su saludo de Pascua. Siempre unidos por la fe y la oración.

Ludmila Hribar dijo...

Muchas gracias Ricardo por estas profundas reflexiones. Hoy fue un verdadero día de fiesta para la Iglesia, un nuevo comienzo porque nos dejan la posta!

Publicar un comentario

ir arriba