Significados por la Palabra


Para el día de hoy (12/06/13):  
Evangelio según San Mateo 5, 17-19



(No hay insistencia que sea suficiente: la literalidad es madre de todos los fundamentalismos.
Así entonces una lectura literal del Evangelio para el día de hoy nos puede sumergir en confusiones y sinsentidos: contrariamente a todas las deliberadas trasgresiones que Jesús realiza durante su ministerio, a pesar de sus francas rebeldías contra ciertas tradiciones, ahora viene a reivindicar al extremo esa Ley y esos Profetas de los que parece renegar.

Él había tocado sin vacilar a leprosos y a muertos, se había sentado a la mesa con prostitutas y publicanos, abrazaba a los enfermos, se dejaba tocar por mujeres de moralidad cuestionable, se enfrentaba abiertamente con los doctos defensores de esas doctrinas. Todo ello, en apariencia, se contradice con su afirmación reivindicatoria y cuasi dogmática.

A menudo, por embarcarnos en las naves inciertas de la razonabilidad exacerbada se nos pierde de vista el horizonte de lo evidente. Y es que el Maestro pone en un pié de igualdad tanto a la Ley de Moisés como a los Profetas, y el signo de que la Ley debe ser interpretada proféticamente, es decir, leerse desde y por el mismo Espíritu que la ha inspirado.

La Salvación que Jesús de Nazareth nos trae es un largo y paciente camino tejido en la historia de la humanidad por el Dios de la Vida, y que encuentra su esplendor en la Encarnación, Dios con nosotros.
Sólo desde Jesús puede ser comprendida esta pedagogía de Dios, sólo desde Él se entiende a la Salvación como don y misterio, y no al modo de los escribas y fariseos como premio obtenido por la estricta observancia de preceptos y mandamientos.

Aquí se atraviesa de manera arrolladora cualquier precaución piadosa y las limitaciones que solemos imponer en las prácticas religiosas. Es el tiempo asombroso de la Gracia, del amor incondicional e ilimitado de un Dios que es Padre y es Madre y es Hermano, un Hermano que vive, muere y resucita por nosotros, Jesús el Cristo de Dios.

Desde esa afirmación del Maestro, toda nuestra existencia puede ser interpretada también de manera profética y descubrirnos significados por esa Palabra de Vida que está Viva y se nos crece corazón adentro)

Paz y Bien

1 comentarios:

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Hola, Ricardo:

Muchas gracias por tu amistad, por tu constante presencia en mi blog y por la palabras tan amables que me dejas en cada uno de tus comentarios que son muy reconfortantes en éstos momentos de mi vida. Dios te guarde y te bendiga.

Un abrazo.

Publicar un comentario

ir arriba