Judas


JUDAS

Frustrado apóstol turbio del deseo,
lo que sabemos hoy, tú no sabías;
lo que esperabas tú del Galileo,
lo exigimos de Dios todos los días.
No fue mayor que el nuestro tu pecado,
traficantes también de sangre humana...
Beso en Su Rostro, al fin, aunque mal dado,
¿no te alumbró aquel beso la mañana?
Amor y suicidio en un madero,
muertes de un mismo Viernes de Pasión,
Su grito recogió tu desespero,
tu soga fue también tu confesión,
Judas, hermano Judas, compañero
de miedos, de codicias, de traición.

Dom Pedro Casaldáliga, cmf
Obispo Emérito de Sao Félix de Araguaia, Brasil

2 comentarios:

Magda dijo...

Don Ricardo paso desearle una intensa Semana Santa y un amoroso encuentro en la resurrección de Jesús

Ricardo Guillermo Rosano dijo...

Un saludo fraterno, Magda, y que la alegría del Resucitado se quede para siempre entre nosotros.
Paz y Bien
Ricardo

Publicar un comentario

ir arriba